La Audiencia Provincial de Valencia ordena devolver a un británico más de 200.000,00 euros anticipados a un promotor.
16 noviembre, 2020
El Tribunal Supremo facilita la expulsión de los OKUPAS.
29 noviembre, 2020

16 de noviembre 2020

A apenas un mes de la prescripción para nuevas reclamaciones, 220 acreedores han recuperado once millones de euros al margen del concurso de acreedores de la promotora.

Miles de familias aprovecharon los precios bajos de AIFOS y la ubicación de sus promociones, que entonces publicitaban abundantemente con revistas, conciertos y ferias inmobiliarias, para decidirse a cambiar de residencia, adquirir la primera o simplemente tener un lugar de vacaciones.

Sin embargo, la combinación fatal de una gestión y crecimiento irresponsable, la implicación de sus directivos en el Caso Malaya (el presidente de la promotora resultó condenado por ello), la aquiescencia de los bancos y el estallido de la “burbuja” inmobiliaria llevó a la promotora al concurso de acreedores declarado en 2.009 (después de algún intento anterior de declarar su concurso necesario por parte de diferentes acreedores).

Resultado: Decenas de obras abandonadas y miles de viviendas sin entregar.

El concurso “atrapó” a 5.000 acreedores, y la empresa, en liquidación desde 2014, carece de recursos para devolver nada a los compradores de pisos inacabados, a los que la ley concursal no otorga prioridad alguna.

Sólo un pequeño conjunto de familias ha seguido hasta ahora la vía abierta en el 2015 por el Tribunal Supremo que responsabiliza a las entidades financieras de la devolución de aquellos ingresos que obvien avalaba o bien recibía sin el aval obligatorio establecido por una vieja ley del año 68, hoy ya derogada.

De estos, 220 familias, representadas por Ley 57 Abogados, que iniciaron este camino, ya han recuperado aquello que habían pagado por su piso no entregado.

Es el caso de Ángela, que recuperó 48.000 euros anticipados por un piso en Cortijo de torre blanca (Fuengirola), de Antonio, de la Urbanización Cala del Sol (Cádiz) que recuperó 36.000, Dolores (de Guadalpín) que recuperó 100.000 euros… y así hasta 220 afectados de decenas de promociones inacabadas  que ya se han desvinculado del concurso por haber recuperado su dinero.

La última sentencia, la de la familia de Anthony, británico que compró su piso para jubilarse en España y que nunca pudo hacerlo. Hoy, años después de su retiro, al menos ha podido conocer que recuperará los 153.000,00 euros que adelantó a AIFOS.

Otros todavía siguen a la espera de juicio, o de recurso.

A quienes hayan iniciado su reclamación no les afectará la prescripción aprobada por el gobierno hace ya 5 años. Apenas quedan unas semanas, por ello la plataforma SOS Vivienda, coordinada por Ley 57 Abogados,  ha puesto a disposición de los afectados un teléfono gratuito (el 900 64 92 90) donde poder exponer su asunto.

TE LLAMAMOS GRATIS!
Español

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: