Así serán las ayudas directas COVID del gobierno
13 marzo, 2021
Sobre las ayudas COVID Junta Andalucía a empleados y empresas (I)
30 marzo, 2021

18 de marzo 2021

La solución ofrecida a la empresa de demorar su solicitud de concurso hasta el año próximo como reconocimiento de que el sistema es mejorable.

De tod@s es conocido que lo primero que se hace en un concurso de acreedores en nombrar el administrador concursal, algo que ya se ha visto se puede hacer incluso antes del concurso aplicando la técnica “pre pack” en la búsqueda de un diseño de salida a la venta de un negocio incluso antes de solicitar su concurso.

Esto es, tenemos a los jugadores (concursada y acreedores), y al árbitro (administrador/a concursal).

El problema surge cuando se descubre que el terreno de juego elegido siempre es el mismo (juzgado mercantil), y el sistema permite que en ese terreno de juego se juegue, además, a distintos deportes (pues el mercantil resulta también competente, por ejemplo, para todos los pleitos relacionados con transporte, como antes lo fue en cláusulas suelo…) y donde el VAR (Juzgador/a) debe decidir prácticamente cada paso, interrumpiendo el juego cada vez.

Como todo llega tarde a la Justicia, tras este  “VAR” hay apelaciones que decide el (siguiendo el simil) “comité de competición” que se reúne, con suerte, pasado un año de la decisión a revisar.

La administración no está por la labor de ampliar el número de estadios, a pesar de que el número de partidos en el mimso campo es creciente, y más lo será.

Así, la solución adoptada es … no recomendar el deporte. De este modo se ahorra en infraestructuras, y lo mismo da tiempo a que la empresa se muera y así haya un partido menos.

En este juego el árbitro tiene muchas responsabilidades, cobra poco o nada, y apenas decide. Decide el VAR. Pero sólo hay uno por campo. Y sólo hay un equipo de técnicos, y así, claro, los partidos se atascan.

Esta forma de “hacer la grulla” ante la insolvencia resultará perjudicial para el sistema al que las empresas “zombies” lastran, pues que llegue muerta la empresa al partido sólo servirá para que el campo se llene de cadáveres.

¿No sería más normal que el “árbitro” (administrador concursal) pudiera dirigir el partido, que el VAR (Juzgador) supervisara la jugada y sólo interviniera cuando se le requieriera o la situación lo requiriese?

 

Mientras tanto se aprueba un marco de ayudas que harán un largo recorrido Europa – España – CCAA – empresa… en el que además a quienes nunca se  ponen de acuerdo se les impone la obligación de ponerse de acuerdo para que esas ayudas lleguen a negocios y autónomos…  cuando para muchos de ellos 1 dia de espera es un día sin pan.

 

 

 

 

TE LLAMAMOS GRATIS!
Español

Abrir chat