Ana y Pepe. Antonio y Erika. La emoción de recuperar lo perdido en AIFOS.

Condenan al Popular a responder ante un afectado de AIFOS de sus 75.000,00 euros anticipados por una vivienda
10 mayo, 2018
Juzgado mercantil obliga a Telepizza a suministrar a un franquiciado en concurso de acreedores
17 mayo, 2018
Mostrar todo

Ana y Pepe. Antonio y Erika. La emoción de recuperar lo perdido en AIFOS.

12 de mayo 2018

El Banco Popular deberá indemnizar a ambas parejas  por lo perdido en una vivienda en construcción que debió entregar AIFOS. Una cobrará en unos días. La otra acaba de recibir una sentencia favorable.

La historia de Antonio y Erika comenzó cuando en 2004 decidieron enfocar su vida en Fuengirola (Málaga) y adquirir la que tenía que haber sido su vivienda en la localidad. La vivienda quedaba un poco lejos, en lo alto de la zona de Torreblanca, pero el precio era atractivo para una pareja entonces muy joven.

Pero en este “Cotejo de Torreblanca”, AIFOS se “inventó” una planta nueva de pisos no contemplada en el proyecto. El Ayuntamiento se enteró y paró la obra, y así se esfumaron los sueños y el dinero ahorrado durante años. La obra quedó abandonada.

Vino una primera sentencia favorable que obligaba a AIFOS a devolver el dinero, pero cuando se iba a ejecutar se declaró el concurso de acreedores.

Fueron convocados a una reunión de una presunta cooperativa para “terminar” la promoción, pero resultó ser una trampa.

Finalmente los abogados de Ley 57 Abogados (directores de la plataforma SOS Vivienda Tlf. 900 64 92 90), les informaron de la jurisprudencia del Tribunal Supremo que responsabilizaba a los bancos del dinero adelantado, y decidieron iniciar este nuevo camino, que terminó con una condena al Banco Popular por el aval general que les habían entregado y que antes les habían dicho “que no valía”.

Hace poco la Audiencia Provincial de Málaga confirmó la sentencia, que ya es firme.

En los próximos días cobrarán, catorce años después.

 

Ana y Pepe han recibido esta semana su primera sentencia favorable. También antes habían demandado a la promotora ante el fracaso de una promoción en San Fernando (Cádiz).

La sentencia, dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 10 de Málaga, condena al mismo banco a devolverles el dinero. Casi 56.000,00 euros ahorrados con todo el esfuerzo de una vida.

Esperan seguir el mismo camino de Erika y Antonio.

 

A %d blogueros les gusta esto: