Acudimos a la formación continua en las materias objeto de nuestra especialidad
9 abril, 2013
ICAM con la colaboración de la editorial Ley 57, organizó el día 10 de abril una charla-coloquio que además servía de marco para la presentación del libro “La ejecución hipotecaria en el concurso de acreedores
17 abril, 2013

AUSBAN (La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios» interpuso una demanda la cual falló a su favor el Tribunal Supremo y por la cual se declara la nulidad de las clausulas suelo en los contratos hipotecarios con las entidades BBVA, Cajamar y Caixa Galicia.
Esta clausula abusiva es defendida por el Banco de España y en resumidas cuentas, establece un tipo de interés mínimo – a veces superior al 5% – que los clientes deben pagar a las entidades. De esta forma los bancos se aseguran unos ingresos mínimos. Tal es la realidad que incluso en las condiciones económicas actuales, dicho mínimo no ha supuesto una minoración en los ingresos de los bancos que al cabo de un año pueden llegar a más de 1.000 Euros pagados por un consumidor.
En la otra cara de la moneda, nos encontrábamos con más de lo mismo, es decir, la cláusula techo (que supuestamente protegería al consumidor de una subida drástica del tipo de interés) se fija en unos altos porcentajes – incluso en un 15%. En cualquier caso, la banca gana.
Aunque esos tiempos han pasado, habida cuenta de la mencionada sentencia.
Sin embargo, si has ido al banco y te han dicho que lo que hubieras pagado antes no se te puede devolver, mejor párale los pies diciéndole que eso no es cierto, pues aunque en la sentencia del Supremo no se especifica nada de que las cantidades satisfechas hayan de ser devueltas, sí pueden ser devueltas.
La razón es simple, por un lado el Supremo solo se declara en relación a lo que AUSBANC le pide, que es la declaración de nulidad de las abusivas clausulas suelo y por ello no especifica nada de la devolución de las cantidades.
Sin embargo, hasta el momento, más de cincuenta sentencias han sido favorables en los Juzgados españoles a la devolución de las cantidades cobradas en las clausulas suelo pues ésta ha sido anulada.
Si no has podido hacer frente a los pagos y el banco a instado un procedimiento de ejecución forzosa, ahora incluso puedes solicitar que se que paralice pues cualquier cantidad calculada ha sido teniendo en cuenta una clausula nula y por tanto incorrectas las cifras.
Os dejamos aquí este interesantísimo artículo de Accarino Cristina donde podéis comprobar los pasos necesarios para reclamar al banco que le devuelvan su dinero.

TE LLAMAMOS GRATIS!

A %d blogueros les gusta esto: