AIFOS. Propuesta de los acreedores e instrucciones de adhesión
28 agosto, 2014
Presentada la propuesta de convenio de los acreedores de AIFOS
5 septiembre, 2014

3.9.14

Viendo la noticia de hoy en El País (http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/09/02/madrid/1409687175_168130.html) donde se anuncia de nuevo el abandono de una estructura y una obra en la que se han «invertido» (tirado a la basura) 20 millones de Euros (Me refiero al malogrado proyecto de Ciudad de la Justicia madrileña), no puedo sino realizar una breve reflexión y compartirla con el mundo (mi modesto mundo).

Y es que uno está harto de que el dinero que a todos nos cuesta ganar con un esfuerzo casi sobrehumano, y que nos expropian vía impuestos, sea dilapidado o directamente robado por dirigentes inútiles que amparándose en el voto recibido bien gestionan el dinero público como si fuera el monopoly, bien se enriquece con sueldos elevadísimos y «mordidas».

Cada día nos engañan con expresiones del tipo «hemos invertido… tanto millones… en tal carretera…» ocultando que tal carretera es un camino de cabras de apenas 2 Km, que nunca debió de costar tales millones.

Cada día vemos abandonadas más estructuras públicas generadas con el dinero de todos. Edificios públicos vacíos mientras se pagan alquileres por otros. Aeropuertos sin aviones. Túneles cerrados. Puentes sin terminar… o abando no de infrastructuras para ser sustituidas por otras aún más caras (véase el ejemplo del aeropuerto de Málaga y el abandono de la T1 y T2 en favor de la T3, a escasos metros).

Comencemos a exigir responsabilidades a quienes toman semejantes decisiones, y a hacer devolver el dinero a quienes lo robaron impunemente.

Esta actitud de gestión de dinero ajeno parece infiltrarse en la sociedad privada. En estos días he escuchado de boca de representantes bancarios tratar con desprecio millones de euros que perderá irremediablemente en una promotora malagueña si esta va a liquidación, existiendo una propuesta viable. Millones de euros que irán a la basura y que en ocasiones provienen de dinero público, pues hemos dado por bueno privatizar las ganancias y socializar las deudas de algunos sectores. Al menos a estos los accionistas puede que les exijan responsabilidades (aunque diluirán la pérdida entre otros datos y al final nadie se enterará)

Si el dinero fuera suyo, otro gallo les cantaría.

A un niño le reñiríamos por tirar dinero a la calle.

Responsabilidad, señores, es lo que falta.

 

 

TE LLAMAMOS GRATIS!

A %d blogueros les gusta esto: