Novedades. Cláusula suelo. Nuevos Juzgados para un tema “antiguo”.
23 septiembre, 2015
¿Por qué el banco te oculta que firmó el código de buenas prácticas?
11 octubre, 2015

1 de Octubre 2015

Hoy entra en vigor la norma que cambia la competencia de los Juzgados mercantiles, cerrando los mismos a los concursos de personas físicas y a las nuevas demandas individuales relacionadas con nulidad de condiciones generales de la contratación.

Esta fue la alternativa del gobierno a la saturación de los Juzgados, en vez de crear nuevos juzgados especializados (por ejemplo en Málaga sólo hay dos, cuando probablemente necesitaría al menos cuatro según las estadísticas de los últimos años).

Esto en teoría reduciría los plazos, salvo en las circunscripciones ya saturadas o en aquellos lugares donde los Juzgados Mercantiles tenían menos carga de trabajo.

Así, en algunos casos se acabará con plazos de tres o cuatro años para resolver un expediente. 

No crea el lector que esto significará que todo vaya muy rápido, pues hasta ahora la Justicia sigue siendo igual de lenta, y dar como bueno un plazo de un año para resolver un asunto, año que al consumidor se le antoja eterno, roza lo inexplicable.

Cambiamos celeridad por incertidumbre. De unos pocos Juzgados competentes pasamos a miles de Juzgados que pueden atender la reclamación, y podrán, o no, compartir lo ya decidido por sus hermanos mercantiles, audiencias o por el Tribunal Supremo en materia de nulidad y consecuencias de la nulidad.

En materia de concurso de personas físicas muchos Jueces, y funcionarios, se acercarán por vez primera a la ley concursal, compleja y casuística. El sufridor de esta inexperiencia y falta de especialización,  de nuevo será el consumidor, que tras, por ejemplo, un acuerdo extrajudicial de pagos, verá cómo su asunto irá a manos de un Juzgado que a su vez podría estar decidiendo sobre decenas de divorcios, robos,  reclamaciones de cantidad… recuperando la tradición de la antigua ley de quiebras en las que los competentes eran los Juzgados de Primera Instancia. 

Como decíamos en un artículo anterior, es como si en Sanidad decidieran que las cataratas y apendicitis fueran operadas por médicos de familia y no por cirujanos. (Todo fuere por reducir las listas de espera).

Esperemos sea para bien.

 

TE LLAMAMOS GRATIS!

A %d blogueros les gusta esto: