SUELO HIPOTECAS. Sentencia Mercantil 1 Sevilla de 16 de Enero de 2014
21 febrero, 2014
Descarga Modelo para reclamar al banco que eliminen el suelo de la hipoteca
26 febrero, 2014

En nuestro sector abunda la formación basada en estructuras anquilosadas.
¿Ha estado el lector o lectora en algún curso donde sólo la tediosa presentación de los ponentes ha ocupado buena parte del tiempo?
¿Ha estado en alguna ponencia donde los agradecimeintos han ocupado buena parte del tiempo útil de la ponencia?
¿Ha estado en alguna ponencia de interés en la que no ha habido tiempo para preguntas?

Estos son algunos puntos esenciales de una buena jornada de formación:

1) Advertir a los participantes de que asistan con ropa cómoda.

Van a estar sentados durante horas, y las corbatas, cinturones ajustados, zapatos incómodos, vestidos incómodos… perjudican la atención y el interés.
Es común en el sistema británico recomendar «casual clothes». No hace falta hacer de la formación un pase de modelos.

2) Comenzar en la hora anunciada.

El mejor teatro empieza puntual. Todos tenemos mucho que hacer y el tiempo no puede estirarse.

3) Poner el perfil de los ponentes a disposición de los asistentes con anterioridad.

No hace falta dedicar tiempo de formación a presentaciones eternas. El perfil tiene que estar accesible.

4) Los agradecimientos se dan por supuestos.

¿Imaginan que un profesor en su facultad diera cada día las gracias a su universidad, departamento, y resto de jerarquía universitaria… ocupando tiempo de clase?

5) La documentación de la ponencia.

El que paga espera algo a cambio. El que cede tiempo de su despacho o familia también.
Las ponencias deben estar a disposición de los asistentes antes y después de la ponencia. Que sea el asistente quien elija cuándo la necesita.

6) Evitar «mesas políticas».

En muchas ocasiones los ponentes se ven flanqueados por personas que no pueden siquiera contener los bostezos.

7) Medios al alcance de los ponentes.

Una ponencia sin imágenes se convierte en una «conferencia soporífera».

8) Formar a los ponentes.

Se olvida la «formación de formadores» y profesionales de alta cualificación no «saben» trasmitir sus conocimientos, perjudicando a los asistentes y disminuyendo su interés. Un ponente debe tener conocimentos, al menos básicos, de herramientas de presentación, análisis de comunicación no verbal de los participantes…

9) No elegir a los ponentes por decisiones políticas.

¿Alguno ha estado en ponencias de dereco sobre leyes…. derogadas!!!? (Yo sí).

10) Interacción y feed back. Evaluar ponencias y ponentes.

Ser consecuentes con el feedback recibido. Hay Malos ponentes y hay malas ponencias. ¡No las repita!

TE LLAMAMOS GRATIS!

A %d blogueros les gusta esto: