Aifos. Unanimidad de los Juzgados de Málaga. La banca es responsable de devolver lo suyo a los afectados.
4 julio, 2017
AIFOS. 8 años desde el concurso. ¿Se pudo evitar la liquidación? (II)
13 julio, 2017

Urbanización Cortijo de Torreblanca de Aifos

25.6.2017

El 23 de Julio de 2009 se dictó el Auto (resolución judicial) que confirmaba la ruina de la empresa y de sus afectados. Ocho años después se abre un rayo de esperanza para ellos fuera del concurso.

(Primero de una serie de breves artículos que analizarán lo sucedido y sus consecuencias para los compradores de viviendas).

1.- Aifos en Concurso de acreedores.

Cuando en verano de 2009 se abrió el concurso de acreedores más grande de Andalucía y uno de los mayores de España, nadie se sorprendió demasiado. Primero habían sido dos solicitudes de concurso necesario (a instancia de acreedores), luego un pre-concurso y, finalmente su declaración llegó para confirmar lo inevitable.

Antes algunos sufrimos varios años de batallas (ganadas finalmente todas ellas) de las que quedaron un reguero de afectados que, con sentencia favorable, veían peligrar el cobro de lo ordenado en sentencia ante la insolvencia del promotor.

Este suceso luego se repitió a lo largo de toda España en decenas de concursos de promotoras, donde la mayoría siguieron el mismo camino.

La idea en si no era mala. La Ley Concursal permite mecanismos que pueden hacer sobrevivir a las empresas en crisis (en teoría al menos) aun a costa de quitas y esperas de los acreedores menos protegidos (la ley concursal no protege especialmente a quienes financian la construcción con sus ahorros anticipando cantidades a cuenta del futuro inmueble).

Estos mecanismos, unidos a la elección de administadores concursales con amplia experiencia, podrían haber augurado que el camino iniciado tenía una salida después de “adelgazar” la empresa. Sin embargo nadie podía prever que la propia empresa acabaría haciéndose el “hara kiri” capitaneada por su dueño, a la larga condenado en el Caso Malaya, y , posteriormente, imputado y condenado en varios procesos penales aun pendientes de recurso.

Así, los directores de la empresa decidieron, en vez de construir, terminar obras y entregarlas, enfrentarse a todos (bancos, proveedores e incluso a los propios compradores de viviendas), y convertir a AIFOS en una fábrica de litigios.

Más de 800 familias afectadas. casi mil millones de pasivo y un agujero (déficit patrimonial teórico) de 120 millones de euros se traducen en estas cifras según la Administración Concursal:

Masa Activa
Total Masa Activa 780.951.791,00 €
Masa Pasiva
 Créditos Concursales
– Créditos con privilegio especial 549.801.026,98 €
– Créditos con privilegio general 45.619.743,65 €
– Créditos ordinarios 187.854.561,81 €
– Créditos subordinados 106.552.068,42 €
– Créditos contingentes Sin cuantía
 Créditos contra la masa 11.584.911,08 €
Total Masa Pasiva 901.412.311,94 €

Cuando se sustituyeron las facultades del administrador ya el camino andado era difícil de volver atrás, y llegó el fin de la fase común del concurso, transcurridos cinco años y tras cientos de incidentes concursales provocados muchas veces por la propia concursada.

(sigue la serie de artículos).

TE LLAMAMOS GRATIS!

A %d blogueros les gusta esto: