Cuando una librería cierra.. ¡Duele!

libritos
8.4.2016

Cuando una librería cierra… Duele.

“Algo se muere en el alma …. Cuando una librería se va”

Cuando una librería llama a una Editorial para devolver un libro que no se vende por cualquier causa, el sentimiento del editor es de frustración y curiosidad. Frustación por no haber dado con el público, pero curiosidad por mejorar para otra ocasión.

Pero cuando una librería llama para pedirte que recojas tus libros porque va a cerrar es distinto, es malo, es doloroso. Que un libro no se venda lo entiendes, que una librería cierre…

Duele.

Esto nos pasa hoy con nuestros amigos de Libritos, de Málaga, que desde hace 30 años hizo suya y nuestra la ilusión de llegar y hacer crecer a los lectores más jóvenes.

Cierran y con ellos se van muchas ilusiones. Muchos niños y niñas que hoy son mujeres y hombres pasaron por allí, buscando una joya, un regalo, un detalle.

Y ya no podrán ir más.

¿Quién va a leer libros a los niños?

¿Acaso les va a hacer soñar una Tablet, un vídeo, unos “dibujitos”?

Por eso duele. No es un negocio más que cierra. Es una LIBRERÍA.

Nuestro más fuerte abrazo para ellos.

Nos encontraremos en otros cuentos.

MUSMUSUSMO EDITORIAL

GRUPO LEY 57

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *