Si no te ven no te conocen. Una web sin visitas. Un despacho sin trabajo.

A los juristas ni nos enseñaron marketing ni informática.
Lo que hemos aprendido suele ser a base del método conocido como prueba-error, por lo que los caracoles de la foto avanzan más deprisa que el grado de conocimiento de nosotros que tiene nuestro entorno.
El «entorno» cercano ya no es suficiente para vivir de la profesión. Todo el mundo tiene un pariente o amigo abogado (Hay más de 200.000 colegiados en España).

Por ello debemos plantearnos cómo gestionar un nuevo entorno, el que nos rodea a través de las redes sociales, sin convertirnos en meras máquinas. El cliente sigue siendo lo importante, pero debemos comprender que ahora sus comentarios ya no se extienden como lo hacían antes.

El cliente sale de nuestro encuentro con una impresión que va a trasmitir, aveces de modo inmediato, a todos sus contactos en redes sociales.

Sara Molina nos ayuda en su libro «El abogado 3.0» (Editorial Jurídica Ley 57, 2014) a manejar este nuevo entorno.

Un libro interactivo que amplía horizontes.

Búscalo en las principales librerías jurídicas o en www.librerialey57.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *