Europa (TJUE) al rescate de los hipotecados españoles. Los gastos debe pagarlos la banca.
17 julio, 2020
Estamos en crisis. Defiende tu patente o marca.
28 julio, 2020

22 de julio 2020

Hace once años (el Auto de declaración de concurso es de 23 de julio 2009) el juzgado mercantil 1 de Málaga declaró el que supone el concurso de acreedores mayor de la historia de Andalucía dejando a 5.000 familias sin dinero y sin vivienda, pero todavía queda una esperanza.

Las cifras:
El concurso de acreedores sde AIFOS se declaró por el Juzgado de lo mercantil número 1 de Málaga,publicado en el BOE el 31 de julio de 2009, por el que le empresa entraba en concurso con un «agujero» de 120 millones de euros.
La administración concursal recayó en la consultora  Price Watherhouse Coopers en su delegación de Málaga, más un representante del entonces Banco de Andalucía. (Ahora Banco Santander).
Los principales afectados fueron las 5.000 familias que anticiparon sus ahorros para que se les construyera una vivienda. También el concurso afectó a muchos proveedores y a la mayoría de los bancos que entonces habían otorgado créditos a la promotora.
Situación patrimonial (cifras expresadas en euros)
Masa Activa
Total Masa Activa 780.951.791,00
Masa Pasiva
 Créditos Concursales
– Créditos con privilegio especial 549.801.026,98
– Créditos con privilegio general 45.619.743,65
– Créditos ordinarios 187.854.561,81
– Créditos subordinados 106.552.068,42
– Créditos contingentes Sin cuantía
 Créditos contra la masa 11.584.911,08
Total Masa Pasiva 901.412.311,94
Situación patrimonial (Déficit)
-120.460.520,94
Número de créditos reconocidos:  6.234

Primeros afectados de la promotora, antes de la declaración del concurso.

Situación actual.
En Octubre de 2014 se acordó la apertura de la liquidación de la empresa (fase en la que todos ls activos deben venderse y con ello pagar a los acreedores en su orden legal). Todavía no ha concluido.

La Fiscalía de Málaga, Administración Concursal y acreedores piden la declaración de culpabilidad del concurso y que sean sus propietarios y administradores quienes compensen el llamado “déficit concursal” y que a su vez otras personas relacionadas con AIFOS, declaradas cómplices, compensen a los acreedores.

1.- ¿Qué es la “culpabilidad” de un concurso? Al entrar una empresa declarada en concurso en liquidación la ley obliga a abrir la fase de “calificación” del concurso, que podrá concluir con su declaración como “fortuito” (derivado de la evolución del mercado) o “culpable” (que lo será si se entiende que se ha obrado contra la ley por parte de la empresa o administradores, perjudicando a la propia empresa o a sus acreedores).

2.- ¿Qué consecuencias tiene la “culpabilidad”? Si el concurso se declara culpable, los administradores y otros afectados por la calificación del concurso pueden ser inhabilitados para ejercer como administradores de negocios propios y ajenos, perderán sus propios derechos en el concurso y podrán ser condenados al pago de todo aquello que no pueda ser cubierto con los bienes de la empresa.

3.- ¿Qué son los “cómplices”?  Son aquellas personas o entidades que sin ser administradores de la empresa han contribuido a la generación o agravación del estado de insolvencia o de sus efectos.

4.- ¿Qué actos de les atribuyen? Las partes que solicitan la culpabilidad atribuyen a los administradores y cómplices la mala gestión de la sociedad y sucesivos intentos de “despatrimonializar” la empresa por cesiones en pago de inmuebles a cambio de pretendidas deudas que no constan acreditadas.

5.- ¿Qué se pide contra ellos? La fiscalía se adhiere casi por completo a lo solicitado por la Administración Concursal y acreedores, que solicita que los dueños y administradores indemnicen a los acreedores con aquello que el propio concurso no pueda cubrir, con un mínimo de 120.000.000,00 de euros que es la cifra de déficit que ya en el año 2015 se calculaba podría ser superior. También se pide la inhabilitación de los administradores. Contra los cómplices se piden reintegren los bienes que salieron indebidamente de la empresa y compensen a los acreedores por los daños.

El Supremo y Audiencias Provinciales ofrecen una esperanza a los afectados.

No todo son malas noticias, pues desde que el Tribunal Supremo dictara en 2015 un sentencia que responsabilizaba a las entidades financieras que recibieron los anticipos sin vigilar que estuvieran garantizados, son cientos los afectados de AIFOS que a través de esa vía han podido recuperar sus ahorros.
Esta misma semana la Audiencia Provincial de Málaga ha dictado CUATRO sentencias, en asuntos defendidos por Ley 57 Abogados, que confirman esta responsabilidad.
Plazo para reclamar:
Los afectados todavía están en plazo de reclamar pues este tipo de acciones deben de iniciarse antes del mes de diciembre, plazo que se ha alargado hasta ese mes por razón de la declaración del estado de alarma.
La plataforma SOS Vivienda ha puesto a disposición de los afectados de Aifos, y de otras promotoras, un teléfono gratuito (900 64 92 90) en el que podrán exponer sus circunstancias que permitan valorar la viabilidad de la oportuna reclamación ante las entidades financieras.

Aquí puedes ver el testimonio de una afectada que recuperó su dinero:

 

TE LLAMAMOS GRATIS!
Español

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?